Soportes de “muletas”

 

Las F-100 desde hace muchos años cuentan con el famoso sistema de suspensión Twin I Beam en su tren delantero. En los años 80 Las F-150 4x4, las Bronco y las Series F más grandes, tipo 350, comenzaron a salir con el mismo sistema, pero aplicado a la doble tracción, denominado Twin I Traction, con los dos palieres cruzados trabajando independientemente uno del otro, con el diferencial en el palier izquierdo.

Este tren delantero cuenta con los soportes que van de cada palier al chasis, conocidos como “muletas”. Éstas muletas tienen por función evitar que los palieres se muevan hacia adelante y hacia atrás, pero tienen que poder moverse hacia arriba y abajo. Es una tarea difícil hacer las dos cosas juntas.

Las muletas terminan en un soporte que está remachado al chasis, y por un agujero pasa la muleta, que termina en una rosca para poder ponerle un tope. Para que la muleta bascule lleva colocado unos tacos de goma por donde pasa el soporte.

Estos bujes le dan la flexibilidad necesaria cuando los palieres se mueven hacia arriba y abajo y le dan fuerza para evitar que los palieres se muevan hacia atrás y adelante y mantenerlos paralelos a la trompa de la camioneta.

En el caso de las 4x4 también tienen por objeto transmitir el movimiento del tren delantero, por ésto es que son de vital importancia

Si los bujes del lado delantero no se revisan ni se recambian cuando hace falta, entonces tenemos un problema. Los bujes de goma se rajan y cuartean y pierden efectividad. Cuando pasa esto las muletas empiezan a trabajar directamente sobre el soporte remachado al chasis, metal contra metal. La fuerza del movimiento de los palieres hacia arriba y a bajo y adelante y atrás deforman y rompen el soporte donde va sujetada la muleta.

Si pasa esto entonces hay que cortar los remaches del soporte para sacarlo de la camioneta. Acá hay dos alternativas: Una es reemplazar los soportes, y la otra es repararlos rellenándolos.

 En el caso de las camionetas más viejas estos soportes eran más gruesos, y era más fácil rellenarlos. También es posible en los más nuevos, una forma de hacerlo es soldando un pedazo de caño y rellenar.

Este es el soporte izquierdo reparado, visto de frente

Este es el soporte derecho reparado, visto de atrás

Nosotros optamos por reemplazar los soportes dañados. Pero fue un problema conseguirlos. Nuevos como repuesto no se consiguen, y tuvimos que comprarlos en una casa de repuestos usados. Se arenaron, pintaron y en vez de remacharse nuevamente se atornillaron al chasis. Atornillarlos resulta útil para que en el momento que haga falta reemplazar de nuevo todos los bujes no sea necesario desarmar todo el tren delantero.

 

Volver a índice de "chasis y carrocería"