Faros adicionales

Para evitar disgustos al hacer marcha atrás a la noche hice colocar dos faros adicionales en la camioneta. Son faros antiniebla económicos, pero cumplen más que bien su función. Al principio la idea era que apuntaran hacia atrás, pero tenerlos solamente para las pocas veces que se usa la reversa y no poder usarlos hacia adelante hubiera sido una lástima. Eso se solucionó de una manera muy sencilla. Los faros van montados en una bisagra que permite que alumbren hacia adelante o hacia atrás. No tienen una profundidad que permita una mejora considerable en la visión, especialmente montadas sobre la barra de la caja (las luces antiniebla conviene que se coloquen sobre el paragolpes), pero superaron mis expectativas en días de niebla y poca visibilidad, además de ser un elemento de seguridad que me permite ser visto en cruces de caminos donde no pueden verse las ópticas o están cuando están embarradas. (Además de alumbrar perfectamente bien hacia atrás)

El electricista que hizo la instalación no entendió que para pasar el cable NO debía hacerse ningún agujero y lo hizo pasar por el respaldo de la cabina. Cuando se hizo la reparación completa de la cabina se tapó el agujero y se hizo pasar por un agujero de desagote del interior. El cable llega a la tecla en el tablero por detrás de las baguetas para que quede prolijo. La tecla que coloqué es la misma que se usa para la luz de techo del interior. Otro detalle que le dio una mejor terminación a la instalación fue hacer pasar los cables en la caja por adentro de la barra. No solo queda mejor a la vista, sino que los cables quedan protegidos de ser cortados golpeados o de los efectos de estar a la intemperie, están correctamente aislados, pero algo que apoye encima y los pele o corte puede producir un cortocircuito (Por experiencia propia les puedo asegurar que no es nada agradable).

El abuso de estos faros nos tiene que hacer replantear el trabajo que hace el alternador, muchos faros pueden sacarle capacidad de carga de la batería y a otros elementos eléctricos del vehículo.

Noten como las luces antinieblas de color ámbar se reflejan mejor en el hielo y nieve.

Usar éste tipo de accesorios puede resultar cómodo, pero hay que tener cuidado de no usarlos en la ruta o de hacerlo prudentemente para no encandilar al resto de los conductores, tanto los que vienen en sentido opuesto como a los que circulan delante nuestro. Mucha gente no es consciente de que las luces altas encandilan a través del reflejo de los espejos retrovisores.

 

¿Como elegir el faro adicional que necesitamos?

Hay distintos tipos de faros adicionales disponibles en el mercado, independientemente de marcas y modelos pueden dividirse según su profundidad (largo alcance, antinieblas, etc.) o en halógenos y convencionales

 

¿Que es un faro halógeno?

Los faros halógenos son aquellos que incorporan una pequeña cantidad de gas halógeno, evitando el ennegrecimiento normal de las lámparas, manteniendo siempre la luminosidad. Quizá el gas halógeno más utilizado sea el yodo. La razón por la cual estas lámparas duran más que otras es por que el filamento de tungsteno al combinarse con el yodo se regenera. Para casos como las luces antiniebla se utilizan lámparas de un solo filamento, mientras que para otro tipo de alumbrado, como luces altas y bajas se utilizan dos.

La utilización de lámparas halógenas de dimensiones más reducidas permitió reducir el tamaño y estética de los proyectores de las ópticas y faros.

Según la profundidad

Largo alcance:
Las luces de largo alcance tienen un haz de luz concentrado que tiene por finalidad alumbrar a la distancia. Su uso está recomendado para complementar a las luces altas del vehículo.

Luz de haz concentrado:
Las luces de haz concentrado son faros que permiten una visibilidad mas lejana a la de los faros de largo alcance y por lo general se instalan en los lugares más altos  para evitar que el haz de luz se vea obstaculizado por objetos delante del vehículo.

Antiniebla:
Las luces antiniebla forman parte del grupo de los faros halógenos. Fueron diseñadas para iluminación de distancias cortas, pero su finalidad es distinta a la de las demás luces. Las luces antiniebla dirigen la luz horizontalmente al ras de la superficie del camino, atravesando la niebla, polvo, llovizna, etc. haciéndolas de gran utilidad por su capacidad de iluminación en condiciones desfavorables. Su colocación se recomienda a la altura del paragolpes, y no por encima de las ópticas del vehículo. En los todo terreno no es difícil que se rompan ya que están más expuestas que en vehículos de uso en ruta o ciudad.

La correcta colocación de estas luces tiene otra ventaja adicional: En la ruta permite ser vistos con mayor facilidad sin encandilar.

Luces de alta intensidad de descarga (HID):

Las luces de alta intensidad de descarga tienen una concepción distinta a los demás tipos de luz de alto alcance. Las bombitas contienen otro tipo de gas en su interior y no tienen filamento alguno, trabajan creando un arco, y la iluminación es tan clara que parece azul.

Volver a índice de "mecánica y electricidad"